Ignes

Actividad

Wedding Dreams

Utilicé este servicio en mi boda:

Profesionalismo
Calidad/precio
¿Lo recomiendas?

Wedding Dreams hizo un bonito trabajo planeando nuestra boda en Exedra en Cuernavaca. Marisol fue siempre muy disponible para las pláticas por whatsapp, ya que planeamos nuestra fiesta desde Ámsterdam. La decoración fue estupenda, tanto de la fiesta como del local de la ceremonia. Habían muchos detalles en la fiesta que nos gustaran mucho, como el fondo para fotografías polaroid que providenciaran, la decoración con fotos en los árboles y la ayuda de las compañeras de la planeadora.


Infelizmente hubo dos grandes problemas que nos hicieran estresar mucho, especialmente al final de la fiesta. Uno de los servicios que Wedding Dreams nos ofreció fue un servicio de transporte incluido en el paquete que compramos: tres autos con conductor “a nuestra disposición” de viernes a domingo. Estos coches llegaban frecuentemente retrasados. Por eso consejo a no contar con este servicio, es mejor tomar un taxi o Uber si no quieren esperar 40 minutos en media a que lleguen. Además el gran problema para nosotros fue al final de la fiesta, cuando descubrimos que algunos de los conductores pedían dinero (y mucho, cerca de 5 veces más el valor de un taxi normal) a los invitados, cuando les dejaba en sus hoteles, siendo que este servicio debería ser gratuito. Esta pequeña corrupción nos molestó mucho, fuimos dormir la noche después de la fiesta muy enojados con esto. Wedding Dreams regresó el dinero extorsionado por los conductores a algunos de los invitados.


Otro problema que nos molestó mucho fue el de la fotógrafa que apareció así que terminó la ceremonia sin nos avisar, ni se presentar y empezó a decirnos, como y donde deberíamos posar. Pero ella no era nuestra fotógrafa contractada, no queríamos hacer este tipo de fotos que ella propuso y nunca vimos ningunas de estas fotos después. Nos sentimos muy engañados con esta presencia invasiva, pero en el momento de la boda uno está tan emocionado que es muy difícil decir "paren, que pasa, quien eres tú? Que haces? Vállate". Marysol, la planeadora, me preguntó si podrían sacar unas fotos de la decoración y el ambiente antes de la fiesta, nunca mencionó este tipo de fotos. Yo, la novia, soy brasileña, y quedé muy enojada de ver esta invasora vendiendo las fotos a los invitados durante la fiesta. Mismo siendo una costumbre mexicana, la planeadora nunca nos pidió permiso de hacerlo y fue muy desagradable que los invitados extranjeros me preguntaran si tenían que pagar o era regalo, siendo que ni yo sabía qué estaba pasando.


Resumiendo, la boda fue muy linda, el equipe de planeadores de la boda bien simpático, pero algunos puntos fueron muy molestos. Si planean tenerlos como planeadores, probablemente la decoración será magnifica, pero no les consejo considerar el servicio de transporte y preguntar si hay alguna fotógrafa sorpresa.

9 de marzo de 2019