CARLOS

Actividad

NH Collection Constanza

Utilicé este servicio en mi boda:

Profesionalidad
Calidad/precio
¿Lo recomiendas?

Después de buscar lugares diversos para celebrar nuestra boda, con unas 110 personas, optamos finalmente por NH Collection Constanza. Nuestra elección no fue dubitativa sino clara y decidida desde un principio por dos motivos principales: primero, el alto nivel de calidad que la entidad ofrecía, máxime teniendo en cuenta la relación con el precio y, segundo, porque la profesionalidad, sensibilidad y buen hacer de la persona que nos atendió desde un principio, la señora Olga Marín, fue el factor que nos convenció definitivamente.


En la conformación de cómo se desarrollaría la boda, todo fueron facilidades, al mismo tiempo que se nos hicieron sugerencias provechosas que redundaron en que todo saliera redondo.


El día de la celebración, mejor no pudo ser. El lugar, ideal, pues goza de la zona ajardinada que el hotel tiene detrás y que conecta con la Illa Diagonal. Disponibilidad para aparcar, facilidad de desplazamiento, etc. La instalación y decorado internos mejor imposible: un espacio amplio, bien dotado en todos los sentidos que la celebración reclamaba. Aparte de eso, su desarrollo no pudo ser mejor. La satisfacción en grado sumo de los invitados fue máxima, sobretodo por lo bien atendidos que se sintieron por el personal que se ocupó de distribuir la comida y proporcionar la bebida. En este sentido, hicieron todos ellos gala de una profesionalidad como no habíamos conocido con anterioridad, y por ello les estamos especialmente agradecidos, porque la actuación del personal de primera línea, por muy buena que pueda ser la entidad, es el punto clave que determina el éxito final de la fiesta y, en este sentido, no pudo ser mejor de lo que fue y es algo que siempre recordaremos con mucho afecto.


En consecuencia, nos sentimos más que satisfechos de recomendar NH Collection Constanza para montar la celebración de una boda. Estamos seguros de que su equipo velará para que sea una jornada inolvidable como lo fue la nuestra.


Sylvia y Carlos 

20 de enero de 2017