AsunyDani

Actividad

Nara Connection

Utilicé este servicio en mi boda:

Profesionalidad
Calidad/precio
¿Lo recomiendas?

Lo primero que tuvimos claro cuando decidimos casarnos fue que necesitábamos una wedding planner. Para nosotros era imposible disponer del tiempo que requiere la preparación de una boda y queríamos asegurarnos de que disfrutábamos de todo el proceso.


Sabíamos perfectamente lo que estábamos buscando (organización integral del evento, capacidad para gestionar y alojar en Madrid un volumen grande de invitados de otra comunidad autónoma, el compromiso de ocuparse personalmente del evento incluyendo ese mismo día y una mente abierta para llevar a cabo alguna de nuestras "sugerencias"), así que decidimos entrevistar a varias personalmente. Para nosotros era fundamental tener una buena sensación con la persona en una entrevista cara a cara, porque una boda es algo muy personal y no un simple negocio.


Concertamos en total 7 citas distintas. Bea (Nara Conection) fue la segunda entrevista y desde ese primer encuentro nos causó una excelente impresión. Tanto que casi estuvimos a punto de cancelar alguna de las entrevistas... Tengo que decir que cuando finalmente la elegimos estábamos absolutamente convencidos de haber acertado. Y así fue. Sencillamente no se puede acertar más. Obviamente no puedo comparar, porque solo hemos trabajado con ella, pero realmente me cuesta imaginar a nadie haciendo mejor este trabajo.


Compartimos con Bea la experiencia de construir una boda durante 11 meses. Durante todo ese tiempo asimiló cada una de nuestras ideas dándole exactamente el aspecto que queríamos: una boda inspirada en el cine, pero sin que parezca un videoclub; con referencias a algunas de nuestras frikadas, pero sin que pareciese una convención de comics; con un protocolo inexistente, pero bien organizado y sin anarquías. Una boda con gusto, con elegancia y que pudiésemos sentir realmente como nuestra mirásemos a donde mirásemos.


 Cuando empezamos, lo primero era encontrar una finca. Bea nos consiguió 3 visitas en un fin de semana. Una de ellas un domingo al mediodía, en la que nos atendieron a esas horas básicamente porque íbamos de su parte. Habíamos contactado con ella en Noviembre y antes de navidad teníamos la finca con la fecha reservada.


Pasase lo que pasase, Bea lo arreglaba todo. Lo que le correspondía y lo que no.


El viaje de novios lo íbamos a organizar nosotros, pero se nos echó el tiempo encima. Bea lo arregló.


El horario de autobuses que diseñamos no era el apropiado para los desplazamientos de todos los invitados. Bea lo arregló (a las 2:30 de la mañana nos consiguió un autobús que no estaba contemplado y sin coste para nosotros, ya que lo cambió por otro viaje)


El coste del atrezo se nos salía de lo previsto. Bea lo arregló (Amazon nos echó una mano)


El cóctel se planifica fuera pero hay que coordinar un plan B por si llueve y que no afecte al bienestar de los invitados. Bea lo tiene todo preparado.


 Y no solo se encargó de todos los detalles y estuvo personalmente el día de nuestra boda gestionando todo, sino que alguna de sus sugerencias es a día de hoy uno de nuestros momentos favoritos de ese día; como por ejemplo la manera de encontrarnos nosotros antes de entrar juntos.


 Lo cierto es que tuvimos la suerte de trabajar con un grupo de gente excepcional: Fotografía, vídeo, catering, vestuario, etc... todos unos excelentes profesionales que nos ayudaron a llegar a ese día; pero tenemos muy claro que todo empezó por elegir a Bea para organizar nuestra boda. Su capacidad para gestionarnos también a nosotros (los novios somos todos unos histéricos, es inútil negarlo) de manera que en todo momento mantuviésemos la ilusión y no llegásemos "cansados" al gran día, es algo que aún hoy recuerdo con admiración... y con sincero cariño.


 Desde mi punto de vista, su manera de trabajar y de implicarse con los novios marca una diferencia en el sector. Recomendarla nos sabe a poco.


Asun&Dani

24 de febrero de 2020