M

Actividad

Novias Sol

Utilicé este servicio en mi boda:

Profesionalidad
Calidad/precio
¿Lo recomiendas?

Quería exponer públicamente mi PÉSIMA EXPERIENCIA en Novias Sol en Santiago de Compostela.


El verano pasado compré en la tienda de Novias Sol sita en Santiago de Compostela un vestido para la boda de mi hermana, el cual la propia empresa se encargó de retocar para adaptar la talla a mis medidas. En las sucesivas pruebas que fui haciendo del vestido saqué algunas fotos que evidencian el ENGAÑO por parte de Novias Sol.


El mismo día de la ceremonia me di cuenta por el tacto de la tela al ponerme el vestido, de que la prenda, de una marca de alta costura, contaba con PARCHES Y REMIENDOS (en las reseñas de Novias Sol Santiago de Compostela en Google he adjuntado las imágenes que saqué antes y después de que la empresa hiciese estos parcheados).


Tras el mal trago de verme ENGAÑADA Y ESTAFADA por una empresa que, en un principio ofrece un trato muy cercano y atento, tuve que acudir reiteradamente a Novias Sol Santiago para reclamar el importe del vestido y exigir explicaciones, ya que la empresa no asumía sus responsabilidades.


Menciono también que la primera excusa de la tienda fue achacar la culpa a un defecto de fábrica, argumento que posteriormente tuvieron que desmentir al ver que me puse en contacto con la marca y esta aseguró que ninguna de sus telas sale de fábrica sin pasar un exhaustivo control de calidad. Por tanto, la tienda no hizo más que reflejar de nuevo su FALTA DE ÉTICA Y PROFESIONALIDAD al intentar echar la culpa a una marca de prestigio con la que trabaja habitualmente.


Finalmente, al presentar estas fotografías que inequívocamente demuestran que la prenda fue parcheada durante el proceso de ajuste del vestido bajo responsabilidad de Novias Sol, la empresa acabó abonando el importe del vestido, si bien tuve que insistir tanto telefónica como presencialmente y presentar reclamación.


POR TANTO, INSISTO EN LA FALTA DE ÉTICA Y PROFESIONALIDAD DE NOVIAS SOL, QUE MANTUVO UNA POSTURA DE OMISIÓN Y ENGAÑO AL ENTREGARME UN VESTIDO ROTO Y REMENDADO PARA UN DÍA TAN ESPECIAL QUE, EN EL MOMENTO EN QUE YO LO COMPRÉ Y PROBÉ POR PRIMERA VEZ, ESTABA EN PERFECTAS CONDICIONES. ADEMÁS, EN LUGAR DE ADMITIR EL ERROR Y EL ENGAÑO UNA VEZ QUE YO LE COMUNIQUÉ QUE HABÍA VISTO LOS REMIENDOS, LA EMPRESA SOLO INTENTABA CULPAR A TERCEROS Y EVITAR A TODA COSTA LA DEVOLUCIÓN DEL IMPORTE DE LA PRENDA, DANDO UNA IMAGEN TODAVÍA PEOR.

21 de marzo de 2020